jueves, 25 de agosto de 2011

Extremismos


Los extremismos son un problema en la sociedad actual. Los hay de todo tipo, religiosos, políticos, étnicos, de clases, etc. Estos podríamos decir que en gran medida son "grupales" es decir que se hacen notar porque un grupo de gente se asocia y expresa estas ideas que podemos considerar extremistas cuando no las compartimos. Pero también hay extremismos mucho más sutiles, y que quizá no sean tan visibles, son aquellos por los que un individuo se posiciona ante cualquier idea propia  o ajena y la defiende o rechaza, podríamos decir de forma "irracional"; y no es que este no tenga sus razones sino que no atiende a razones que se contrapongan a su idea.

En cualquiera de los casos, desde mi punto de vista, se pueden tener ideas extremistas, y quedarse ahí, es decir quedarse en una creencia para el individuo o el grupo, que aunque, como decía antes, no la compartamos y la tachemos de extremista tampoco tiene porqué hacer daño a nadie ("para gustos colores"). Para mí el problema real es cuando cualquier idea comienza a intentar imponerse a los demás porque esta idea "ES LA MEJOR DE TODAS", "LA VERDAD ABSOLUTA" o "LA UNICA POSIBILIDAD REAL".

Vivimos en sociedades, grupos, comunidades o como queramos definir a la gente con la que interactuamos de alguna forma. Por lo tanto muchas veces es muy difícil encontrar un punto de fusión de todas las ideas para que aunque no convenza a nadie todos puedan aceptar este popurrí. Pero esto es prácticamente imposible (desde mi perspectiva, puede que esté siendo extremista en este caso). Cada grupo, sociedad, comunidad, etc. Posee mecanismos para que sea una idea u otra la que rija al menos a nivel grupal (aunque individualmente cada uno piense o tenga sus propias ideas). En la sociedades democráticas en general lo que se intenta es convencer a la mayor parte de la gente que conforma la sociedad, grupo, comunidad…  para que si no piensa como tu, al menos acepte tus ideas, porque realmente crees que son las mejores. Hasta aquí, podemos ver que básicamente es la forma de funcionar desde un punto de vista democrático (aplicado en mejor o peor medida, dependiendo del grupo y de la afinidad real de ideas).

Desgraciadamente las ideas extremistas o los extremistas -individuos o grupos- se pueden sentir atacados por las ideas del grupo o sociedad que les rodea pueden reaccionar de muchas maneras, es igual que si nos sentimos atacados físicamente, defenderse es un instinto.  Se puede intentar defender (la idea) de muchas formas desde la retórica, -por lo que estaríamos en los casos democráticos-, el aislamiento del grupo -nacionalismos, independentismos, o grupos cerrados y aislados- , la defensa física de la idea o la imposición por la fuerza.  (quiero recordar, en este punto que no soy socióloga, ni nada por el estilo y que todo el articulo es una opinión, que los términos los he utilizado según yo los entiendo y que de verdad no quiero ofender a nadie)

Cuando estamos en casos democráticos podemos decir que el grupo o individuo quiere convencer al resto de su idea por muchas razones, porque cree que realmente son "buenas para todos" o porque cree que son "buenas para el, pero necesita al resto".  En el caso del aislamiento, creo que puede ser porque el grupo o el individuo cree "que son buenas para el, pero no para el resto", o por "miedo al rechazo". Cuando se defiende físicamente o se impone por la fuerza, yo creo que hay tres razones principales, porque al grupo o al individuo "le conviene (es buena para el) y es más fuerte" o porque "los demás son tontos y el sabe que es mejor para todos" o porque "no cree que las ideas que defiende  sean suficientemente poderosas o buenas como para convencer al resto", para cada caso estas son las primeras que se me ocurren a mi (seguro que hay más y mejores razones).

Cuando una idea extremista está en la mente de una persona o grupo con un "poder especial" podrá tener consecuencias para toda la sociedad en mayor o menor medida. Por ejemplo una idea extremista que afectó a la sociedad democrática fue el nazismo, Hitler  a través de la retórica convenció a un estado de ideas extremistas (luego utilizó la fuerza, pero primero la retórica). Las sectas suelen tener ideas extremistas que les llevan a la reclusión y al aislamiento. Y por último los ataques terroristas, en muchos casos son llevados a cabo por extremistas que quieren imponer por la fuerza sus ideas.

En conclusión, cualquier idea extremista, entendiendo idea extremista como aquella que no nos deja aceptar otros puntos de vista, a gran escala o a pequeña escala, que intentemos "vender", "cultivar" o imponer, nos hace actuar de forma irracional y puede que haga que nos sintamos atacados cuando otra persona (o grupo) con ideas diferentes (no tienen porqué ser mejores ni peores)  simplemente nos exponen o comparten sus ideas.  Y en el caso en el que otra persona/ grupo también tiene ideas extremistas que están en conflicto con las nuestras podemos imaginar y encontrar ejemplos cercanos de las consecuencias que pueden tener…

Espero no haber ofendido a nadie,  y os animo a comentarme cualquier cosa que os haya gustado, o al contrario con la que no estéis de acuerdo. Así como si queréis aportar vuestra opinión sobre el tema. Solo pido respeto por las ideas vertidas en el artículo así como a las que puedan expresar otras personas en los comentarios. 

lunes, 22 de agosto de 2011

Creencias.


Todo el mundo cree en algo. Cuando hablamos de creer la gente piensa en la religión, pero también tenemos creencias políticas, sociales, sobre el mundo que nos rodea, sobre los demás y sobre nosotros mismos. 

Todas las creencias que tenemos son parte de nuestra realidad, pero no tienen porque ser parte de la realidad de los demás. Hay que comprender que todas las creencias pueden ser igual de ciertas ya que muchas no podemos demostrar su certeza o su falsedad.

Creo que todos deberíamos reflexionar cuales de estas creencias que tenemos intentamos imponer a los demás, cuales aunque las rechazamos y queremos demostrar a los demás que no son nuestras, en el fondo marcan nuestro comportamiento y nuestra forma de pensar. Es muy fácil tolerar o aceptar como la verdad absoluta aquellas ideas o comportamientos que encajan con lo que creemos, pero ¿somos capaces de aceptar aquellas cosas que no encajan?

Si muchas creencias no pueden comprobarse si son ciertas o no, y tampoco podemos decidir que creencia es mejor para nadie que no seamos nosotros mismos ¿Con cuáles de estas creencias debería quedarme? Para mi la respuesta es fácil de plantear aunque no tan fácil de llevar a cabo; De todas las cosas en las que creo, tanto religiosas, políticas, sociales, "científicas", sobre los demás, sobre uno mismo,
  • ¿Cuáles son las que me limitan?¿Cuales son las que me hacen rechazar ideas, personas, comportamientos? De todas estas que me cierran a otras visiones del mundo hay que identificar las que además no me aportan ningún otro bien. Estas son creencias sin las cuales seguramente sería más feliz. Del resto de las creencias limitantes, podría intentar descubrir si ese bien que me aportan podría obtenerlo de otra forma sin tener que creer esas cosas.

  • ¿Cuáles son las creencias que me potencian? ¿Cuáles son esas creencias que me ayudan a mejorar, a sacar lo mejor de mi? Estas creencias que me ayudan a sacar lo mejor de mi, son aquellas  que no debería nunca dejar de creer (al menos mientras me sigan potenciando). Muchas veces una creencia limitante para una persona es potenciadora para otra.

Para mí una de mis creencias más potencidadoras que tengo es que cada uno somos libres de creer lo que queramos creer, y que más que juzgar ideas, comportamientos o creencias, es importante entender que cosas positivas aportan a una persona, y a la sociedad en general.  Que lo que "yo creo" que es lo mejor no nos impida aceptar que para otra persona puede no serlo. 

Por ultimo matizar que aceptar las creencias de los demás no tiene porque ser compartirlas, es decir yo creo que la mejor ideología política es X, o que la verdadera religión es A y acepto que otras personas piensen que la mejor ideología política es Y o Z, o la verdadera religión es B o C, pero no comparto su creencia. 

miércoles, 17 de agosto de 2011

¿El verde es verde?


Desde bastante pequeña he estado preguntandome cosas que muchas veces no tienen respuesta, o más bien tienen tantas respuestas como personas a las que he preguntado.

¿Cómo sé que el color verde tu lo ves igual que yo?
Estoy de acuerd o en que si miramos el cesped recien regado los dos estamos viendo lo mismo, los dos podremos llamar igual al color, ya que ambos estamos recibiendo las mismas longitudes de onda, nuestros ojos están recibiendo el mismo estímulo, la onda que nos llega es un hecho. Pero despues ¿cómo sé que tu cerebro representa esa longitud de onda de la misma manera?, a lo mejor si yo viera dentro de tu cerebro la representación que tienes del verde podría ser más parecida a la que yo tengo del azul.

Igual que pasa con los ojos pasa con todo, el tacto, el oido, el olfato. Todo son ondas o partículas, que son iguales en principio para ambos, pero a pesar de ser lo mismo fuera de nosotros  ¿Podemos comprobar que ambos lo representamos igual (o distinto)? En mi opinión no simplemente por el hecho que eso implicaría volver a filtrarlo por nuestro cerebro, con lo que jamás podremos observar hechos sin cuestionarnos hasta que punto a pesar de que lo de fuera es igual, realmente lo representamos igual.

Esta reflexion afecta a cosas que consideramos muy objetivas (una mesa roja, por ejemplo) pero si vamos más allá como afecta esto a cosas/situaciones mucho más subjetivas, o a personas incluso. Por ejemplo si le digo a una amiga "No te juntes con Isabel que es muy borde", como podría saber:
   1º si mi amiga representa "borde" igual que yo.
   2º si no es mi percepcion de Isabel la que la tacha de borde y no es que Isabel sea borde.

¿Crees que vemos todos igual, oímos lo mismo, y sentimos lo mismo, mas allá de las diferencias en los canales sensoriales? 

miércoles, 10 de agosto de 2011

Carpe Diem


Carpe Diem es un tópico muy manido, pero llevado a la práctica de una forma consciente, ejerciendo tu libertad, y siendo consecuente con los actos y asumiendo las responsabilidades realmente es una filosofía de vida que puede hacernos crecer mucho, y ayudarnos a ser más felices cada día.

Siempre se ha dicho que no es más feliz el que más tiene sino el que más disfruta de lo que tiene. Pero para mí es importante no confundirlo con el conformismo, ya que de grandes sueños han surgido grandes realidades.
Hay que aprender a vivir cada momento de la vida y exprimir cada segundo. Soñar es uno de los grandes placeres de la vida y es gratis, libre y no hace daño a nadie. Si todos soñáramos, aunque fuera solo un poquito, con un mundo mejor el mundo sería mucho mejor.

SUEÑA, SE OPTIMISTA, DISFRUTA Y EMPÁPATE DE CADA SEGUNDO, DE CADA SENSACIÓN.
CREE Y PIENSA EN UN FUTURO MEJOR Y HAZ  DE ESE FUTURO MEJOR UNA REALIDAD.

27 de mayo de 2008

lunes, 8 de agosto de 2011

Cárcel sin Barrotes

Vivir en una cárcel sin barrotes es una condena a muerte, ya que no te deja vivir, no te deja pensar, no te deja sentir. Hace que cada día sea más largo que  el anterior, que todo lo que sale bien no lo veas, y todo lo que sale mal rija tu vida. 
Mata cualquier atisbo de esperanza, cualquier luz que brilla, cualquier intento de salir se esfuma en el pensamiento.  Te mata por dentro, mata todo lo bueno de las personas, mata a la propia persona.

El carcelero tiene la llave para que tú salgas pero no lo sabe, lo ignora.

- ¡¡Ábreme por favor!! ¡¡Déjame salir!! 

 - ¿Para qué quieres salir? Si no queda nada para ti ahí fuera, si llevas demasiado tiempo aquí. Lo que  te esperaba se cansó de esperar, lo que amabas se marchó…

¡SAL Y VUELVE A BUSCAR, A SENTIR, YA NO ERES EL/LA DE ANTES! PUES MADURA Y APRENDE YA QUE ESO ES LA VIDA CAMBIAR Y APRENDER.

Madrid 27 marzo 2007

viernes, 5 de agosto de 2011

Desea, Analiza, Actúa

Cuando se termina, algo nuevo comienza, nunca es facil terminar, nunca es fácil comenzar. Continuar la vida es dificil; hay que estar continuamente terminando cosas y comenzando otras a la vez.  Para que esta tareas no se conviertan en un ir y venir sin rumbo es importante saber: ¿Qué es lo que quieres?(Goal/Objetivo), ¿Qué es lo que pasa?(Reality/Realidad) ¿Qué es lo que puedes hacer? ¿Qué es lo que necesitas? (Options/Opciones)

Mientras buscas respuesta a estas preguntas sigues sumergid@ en tu trabajo/estudios, en tus rutinas,… ¿Cómo se puede llevar todo? Hay que ser un superhombre para hacer todo a la vez ¿o no?.

Cuando más parece que la vida está en tu contra tu te pones de espaldas a ella. No tienes ganas de terminar nada, ni de comenzar, ni de seguir igual… Por eso ¿Qué quieres?

Si sabes lo que quieres, ¿Cómo es que no lo has conseguido? Muchas veces puede parecer imposible.

Pero realmente ¿Qué has hecho para conseguirlo? ¿Nada, poco? ¡Haz algo mas! Piénsalo con cuidado, mira tus opciones (todas incluso las que parecen imposibles) .

Las cosas no son fáciles (la mayor parte de las veces) y puede que no tengas todo lo que necesitas ¿Qué te falta para ponerte a andar? encuentralo

¡DESEA, ANALIZA, ACTÚA! NO TENGAS MIEDO A TERMINAR, A COMENZAR O ACEPTAR LIBREMENTE LO QUE CONTINUA.
 Madrid 4 de Marzo de 2003

[PD: lo escribí hace unos años ya, y ahora que sé de coaching tengo que reconocer que me ha sorprendido encontrar este texto, porque define muy bien el GROW del coaching]


miércoles, 3 de agosto de 2011

Validation

Todos buscamos el ser reconocidos, unas palabras amables que nos animen a continuar con nuestra vida. Nadie es perfecto, pero todos podemos elegir intentar ser perfectos. El camino no es fácil, y más cuando nosotros muchas veces solo nos centramos en nuestros defectos, nuestras limitaciones y nuestros miedos.

A veces, para comenzar a caminar ese camino en el que buscamos ser perfectos solo hace falta que alguien nos diga lo que necesitamos oír, que nos revele que ante todo somos nosotros, no nuestros miedos o nuestros defectos únicamente, somos mucho más. Tenemos grandes virtudes, que aunque bien, pueden parecernos nimiedades, son los cimientos para la perfección.

Aquí va un gran corto, para recordarnos que todos tenemos muchas cosas buenas, solo hay que descubrirlas, en los otros y en nosotros mismos. ¡Eres maravillos@! ¿lo sabias?

["Validation" Ganador del Mejor Corto Narrativo, Festival Internacional de Cine de Cleveland, el Gen Art Festival de Cine de Chicago, y muchos otros, Director: Kurt Kuenne (2007)]


Tengo que reconocer que este corto siempre me saca una sonrisa e incluso me emociona.

martes, 2 de agosto de 2011

Un huequito en tu corazón

Hay veces que aunque lo intentes nada sale bien, lo único que consigues es hacer daño, y no ves el bien que  también haces.

Tu vida parece que se esfuma, parece que cambia, tu cambias, tu alrededor cambia y parece que a peor. Hay un punto en el que sabes que todo es diferente pero no sabes cuando empezó a cambiar, tampoco sabes si alguna vez todo volverá a ser igual.  La gente ha dejado de sonreír, y tu solo quieres que la gente vuelva a sonreír. Te culpas de las desdichas ajena.

 ¿que pasaría si desaparecieras? ¿Qué pasaría si no hubieses existido?¿que pasaría si hubieras sido diferente?¿Si no te hubieran conocido?

Es posible que los demás hubieran sufrido menos, pero también habrían vivido menos, habrían reído menos, y habría un huequito en el corazón de la gente que nunca se llenaría, porque está ahí solo para ti.

AUNQUE LAS COSAS NO VAYAN BIEN TU HUEQUITO EN EL CORAZÓN DE LA GENTE SIEMPRE ESTARÁ AHÍ PARA TI. ¡¡HAZTE UN HUEQUITO EN TU CORAZÓN PARA TI MISM@!!


Madrid, 04 marzo de 2007