viernes, 23 de diciembre de 2011

Aprendizaje emocional: El rencor.

Han sido unos meses complicados en mi vida laboral y personal y se me han juntado con las vacaciones por eso es que esta ultima entrada ha tardado bastante en ser publicada, pero aquí está


Del rencor se dicen muchas cosas, como que consume el alma, que "te corroe" por dentro, y generalmente se considera que es una emoción negativa. Cierto es que la sensación que nos provoca el rencor es negativa, pero ¿si me hace daño porque muchas veces me aferro a él?
Realmente aunque exista un rencor constante hacia una persona, hasta que no se nos presenta una situación en la que nos vayamos a ver relacionados con esta persona, o con una situación que puede recordarnos una pasada con este individuo  al que guardamos rencor, no suele afectarnos. Esto es porque actua como el dolor en gran medida, cuando nos quemamos con una vela, nos queda un dolor que recordamos y que hace más difícil que nos volvamos a quemar con la misma vela, o con otras.

Este efecto retroactivo es un aprendizaje emocional, muchas veces inconsciente, que nos alerta con el fin último de no cometer "errores ya cometidos".  Nuestro inconsciente nos de muchas cosas y de muchas formas diferentes, pero no solemos escucharle y si lo hacemos no lo hacemos aportando un punto de reflexion, sino dejandonos llevar como caballo desbocado.

" El cuerpo humano es el carro; el yo, el jinete; el pensamiento son las riendas, y los sentimientos, los caballos." Platón. 

Hay muchas recomendaciones de mil tipos para deshacernos del rencor (si queremos), desde las proporcionadas por las religiones, terapias, los consejos de la abuela, y todas existen para librarnos de la sensación negativa que nos produce el rencor. Muchas de estas se centran en el síntoma, que sería el rencor, pero toman mucha más fuerza cuando además analizamos el rencor y aprendemos a valorar que nos está proporcionando, de que me está protegiendo. Entonces si nos esforzamos en realizar un aprendizaje consciente, como quien aprende a leer, o a sumar, la emoción del rencor pierde su finalidad, y por tanto es más fácil que se disipe y deje de generanos malestar.

Así contado no parece dificil, otra cosa es el esfuerzo y el trabajo personal que nos implique realizar este aprendizaje consciente. 

Cuando el jinete toma las riendas y se comunica con los caballos. Entonces el carruaje sufre menos y el jinete llegará a su destino..

martes, 18 de octubre de 2011

Generalizar, agrupar y etiquetar.


Cada día me hago más consciente, de que hablo de las personas con generalizaciones. En el momento que he empezado a ser consciente de que generalizo cuando hablo, tambien me he dado cuenta que otra gente y los medios de comunicación generalizan también.

Generalizar es etiquetar a un grupo de gente. Si bien todos odiamos que nos etiqueten, más cuando nos etiquetan dentro de un grupo, porque puede que compartamos ideas, gustos, o simplemente una localización en un momento, y a todos nos ponen una misma etiqueta, que no tiene porque ser verdad para ninguno de los miembros del grupo, o sí para unos y no para otros.

Algunas de las generalizaciones que personalmente me han afectado a lo largo de la vida son aquellas relacionadas con la edad o con la época que me ha tocado vivir o las etiquetas de pertenecer a un grupo de amigos.  Estas generalizaciones en muchos casos son un lastre para intentar hacer cosas por ejemplo, es muy dificil que te interese la política cuando desde pequeños tus abuelos te están diciendo "No debes opinar de política, si hubieras vivido una guerra..." o es muy dificil hablar "bien" (sin decir tacos) si constantemente te están diciendo tus padres "los niños de ahora solo sabeis hablar diciendo tacos..." Estas cosas hacen que al final sea muy dificil desetiquetarte, porque la gente espera que te comportes así, y limita tu capacidad para elegir tu YO.

Las etiquetas que pueden considerarse negativas, y que ponen un techo a tu comportamiento, capacidades o desarrollo personal no son las únicas que se utilizan. Hay etiquetas que son "buenas" y al etiquetarte con ellas pueden llegar a hacer que desarrolles un mayor potencial (o al ser exigentes te frustres al no alcanzar las expectativas del que te etiqueta).

¿Eres capaz de detectar las etiquetas que pones a tus jefes, amigos, hijos, padres...? ¿Y las etiquetas que has llevado a lo largo de tu vida? ¿Cuántas de las etiquetas que has llevado las has elegido? ¿Te ha aportado algo llevar alguna de esas etiquetas?



martes, 4 de octubre de 2011

Vacaciones, disfrutar y volver


Las vacaciones se disfrutan porque no son muchas y son distintas a nuestra rutina. Bien viajes, o te quedes en casa, o aproveches para hacer cosas para las que normalmente no tienes tiempo, son vacaciones porque sales de tu rutina. Por el mismo razonamiento, si en tus "vacaciones", no cambias de chip, es posible que no las disfrutes.

Hay gente que le gusta desconectar totalmente, dejar el email, el telefono, y todo lo relacionado con su rutina diaria (incluso a veces hasta familia y amigos) perderse en algún sitio y "desaparecer". Otra gente no necesitan "desconectar" tanto, y no dejan atrás muchas de esas cosas. Pero todos cuando estamos de vacaciones y las disfrutamos como queremos, invertimos tiempo en cosas que queremos o necesitamos. 

En cuanto a la rutina diaria como comenté en el post "rutinas-y-habitos"  no se debe despreciar, puesto que esta cubre otras necesidades, que pueden parecerno menos importantes, o ni si quiera somos conscientes de estas necesidades. Pero, a mi al menos me pasa, que cuando las vacaciones son suficientemente largas, ya me encargo yo de rellenarla con una rutina, trabajo o tarea que seguramente no entraría en mis planes de vacaciones ideales…

Para aquellos que les cuesta volver de vacaciones, ¿puedes responderte estas preguntas?
  • ¿Qué son para ti las vacaciones?
  • ¿Cómo describirías tus vacaciones ideales?
  • ¿Qué necesidades puedes dedicarte a cubrir cuando estás de vacaciones?
  • ¿Disfrutas de tus vacaciones?

Y la más dificil:
  • ¿Qué necesidades no están cubiertas cuando estás de vacaciones?

jueves, 8 de septiembre de 2011

¿Cuánta gente conoces?


No me refiero sólo a amigos o personas con las que te relacionas directamente, sino todas esas personas que reconoces como gente de tu entorno, aunque nunca hayas cruzado ni una palabra con ellas. Ya sean tus amigos íntimos o la chica del bar donde tomas café por las mañanas, o el tío que se sienta en la otra punta de la sala donde trabajas, o ese compañero de colegio dos años mayor del que no te acuerdas de su nombre, pero que podrías reconocer, estas personas seguramente también te "conzcan" a ti.

Seguro que son muchísimas, independientemente de la relación que tengas o que hayas tenido con ellas, si las reconoces, algo sabes de ellas, aunque creas que es poco. 
Te propongo un juego:
  • Si te preguntaran si parecen felices ¿que dirías?
  • ¿Qué te aportan esas personas? 
  • ¿y que te gustaría que te aportaran?


Ahora pensemos al revés cuantas personas aunque no se relacionan contigo directamente te reconocen:
  • ¿Qué podrían decir de ti?
  • ¿Crees que te verían como una persona feliz? 
  • ¿Cómo te gustaría que te vieran?
  • ¿Qué haces para que la gente te perciba como quieres que te perciba?


PIENSA QUE AUNQUE NO ESTÉS ENTRE CONOCIDOS, MUCHA GENTE TE RECONOCERÁ, EN EL METRO, EL AUTOBÚS, EN LA OFICINA O PASEANDO POR LA CALLE. SÉ SIEMPRE QUIEN QUIERES SER PARA TI Y PARA LOS DEMÁS, INDEPENDIENTEMENTE DE QUIEN ESTÉ MIRANDO.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Competicion


La competición no es un valor que esté al alza. Se dice que el mundo en el que vivimos es altamente competitivo, y existe competencia en todos los ámbitos de la vida. Pero muchas veces se toma este dogma como una carga, una losa que hay que superar. Mi punto de vista es otro, yo creo firmemente en que la competitividad fortalece al ser humano, a las empresas y en general a los equipos. Lo que realmente daña los avances no es la competitividad es la forma de competir.

Cuando uno quiere "superar a otro" debe ser propulsado por la superación personal y no el detrimento del otro.  Me explico, si yo compito con otra persona en una carrera de atletismo, y quiero ganar, lo que debo hacer es entrenar, y "hacerme más rápido", no lesionar o perjudicar a mi competencia y "hacerle más lento".  De la primera forma estaré desarrollando habilidades y construyendo mejoras en mí y no destruyendo habilidades o capacidades de otros.

Todos conocemos muchos ejemplos en los que una competecia justa hace que se avance y que la sociedad obtenga beneficios en general, y ejemplos en los que la competencia pactada, o ficticia, hace que no se progrese. Si yo pacto con mi contrincante en la carrera para que una vez gane el y otra yo independientemente de lo que realmente hayamos mejorado, ¿cual será mi motivación para ser mejor?

Otro punto importante es que competir no implica no cooperar, se puede competir en equipo mientras dentro del equipo existe competencia a su vez.

 Siempre recordaré los años de primaria como los más competitivos de mi vida, todos competíamos entre nosotros por la mejores notas dentro de la clase, y a su vez competíamos en deportes contra otras clases, y por ser la clase con mejores notas en conjunto.  Para mí que no era una estudiante excepcional, hizo que le tuviera que poner mucho empeño, muchas ganas, y al final, sacar mi mejor yo, para poder establecer una competencia frente a mis compañeros que eran mejores que yo en notas y deportes.

¿Qué opinas de la competición?¿cooperación vs competitividad o cooperación + competitividad?

jueves, 25 de agosto de 2011

Extremismos


Los extremismos son un problema en la sociedad actual. Los hay de todo tipo, religiosos, políticos, étnicos, de clases, etc. Estos podríamos decir que en gran medida son "grupales" es decir que se hacen notar porque un grupo de gente se asocia y expresa estas ideas que podemos considerar extremistas cuando no las compartimos. Pero también hay extremismos mucho más sutiles, y que quizá no sean tan visibles, son aquellos por los que un individuo se posiciona ante cualquier idea propia  o ajena y la defiende o rechaza, podríamos decir de forma "irracional"; y no es que este no tenga sus razones sino que no atiende a razones que se contrapongan a su idea.

En cualquiera de los casos, desde mi punto de vista, se pueden tener ideas extremistas, y quedarse ahí, es decir quedarse en una creencia para el individuo o el grupo, que aunque, como decía antes, no la compartamos y la tachemos de extremista tampoco tiene porqué hacer daño a nadie ("para gustos colores"). Para mí el problema real es cuando cualquier idea comienza a intentar imponerse a los demás porque esta idea "ES LA MEJOR DE TODAS", "LA VERDAD ABSOLUTA" o "LA UNICA POSIBILIDAD REAL".

Vivimos en sociedades, grupos, comunidades o como queramos definir a la gente con la que interactuamos de alguna forma. Por lo tanto muchas veces es muy difícil encontrar un punto de fusión de todas las ideas para que aunque no convenza a nadie todos puedan aceptar este popurrí. Pero esto es prácticamente imposible (desde mi perspectiva, puede que esté siendo extremista en este caso). Cada grupo, sociedad, comunidad, etc. Posee mecanismos para que sea una idea u otra la que rija al menos a nivel grupal (aunque individualmente cada uno piense o tenga sus propias ideas). En la sociedades democráticas en general lo que se intenta es convencer a la mayor parte de la gente que conforma la sociedad, grupo, comunidad…  para que si no piensa como tu, al menos acepte tus ideas, porque realmente crees que son las mejores. Hasta aquí, podemos ver que básicamente es la forma de funcionar desde un punto de vista democrático (aplicado en mejor o peor medida, dependiendo del grupo y de la afinidad real de ideas).

Desgraciadamente las ideas extremistas o los extremistas -individuos o grupos- se pueden sentir atacados por las ideas del grupo o sociedad que les rodea pueden reaccionar de muchas maneras, es igual que si nos sentimos atacados físicamente, defenderse es un instinto.  Se puede intentar defender (la idea) de muchas formas desde la retórica, -por lo que estaríamos en los casos democráticos-, el aislamiento del grupo -nacionalismos, independentismos, o grupos cerrados y aislados- , la defensa física de la idea o la imposición por la fuerza.  (quiero recordar, en este punto que no soy socióloga, ni nada por el estilo y que todo el articulo es una opinión, que los términos los he utilizado según yo los entiendo y que de verdad no quiero ofender a nadie)

Cuando estamos en casos democráticos podemos decir que el grupo o individuo quiere convencer al resto de su idea por muchas razones, porque cree que realmente son "buenas para todos" o porque cree que son "buenas para el, pero necesita al resto".  En el caso del aislamiento, creo que puede ser porque el grupo o el individuo cree "que son buenas para el, pero no para el resto", o por "miedo al rechazo". Cuando se defiende físicamente o se impone por la fuerza, yo creo que hay tres razones principales, porque al grupo o al individuo "le conviene (es buena para el) y es más fuerte" o porque "los demás son tontos y el sabe que es mejor para todos" o porque "no cree que las ideas que defiende  sean suficientemente poderosas o buenas como para convencer al resto", para cada caso estas son las primeras que se me ocurren a mi (seguro que hay más y mejores razones).

Cuando una idea extremista está en la mente de una persona o grupo con un "poder especial" podrá tener consecuencias para toda la sociedad en mayor o menor medida. Por ejemplo una idea extremista que afectó a la sociedad democrática fue el nazismo, Hitler  a través de la retórica convenció a un estado de ideas extremistas (luego utilizó la fuerza, pero primero la retórica). Las sectas suelen tener ideas extremistas que les llevan a la reclusión y al aislamiento. Y por último los ataques terroristas, en muchos casos son llevados a cabo por extremistas que quieren imponer por la fuerza sus ideas.

En conclusión, cualquier idea extremista, entendiendo idea extremista como aquella que no nos deja aceptar otros puntos de vista, a gran escala o a pequeña escala, que intentemos "vender", "cultivar" o imponer, nos hace actuar de forma irracional y puede que haga que nos sintamos atacados cuando otra persona (o grupo) con ideas diferentes (no tienen porqué ser mejores ni peores)  simplemente nos exponen o comparten sus ideas.  Y en el caso en el que otra persona/ grupo también tiene ideas extremistas que están en conflicto con las nuestras podemos imaginar y encontrar ejemplos cercanos de las consecuencias que pueden tener…

Espero no haber ofendido a nadie,  y os animo a comentarme cualquier cosa que os haya gustado, o al contrario con la que no estéis de acuerdo. Así como si queréis aportar vuestra opinión sobre el tema. Solo pido respeto por las ideas vertidas en el artículo así como a las que puedan expresar otras personas en los comentarios. 

lunes, 22 de agosto de 2011

Creencias.


Todo el mundo cree en algo. Cuando hablamos de creer la gente piensa en la religión, pero también tenemos creencias políticas, sociales, sobre el mundo que nos rodea, sobre los demás y sobre nosotros mismos. 

Todas las creencias que tenemos son parte de nuestra realidad, pero no tienen porque ser parte de la realidad de los demás. Hay que comprender que todas las creencias pueden ser igual de ciertas ya que muchas no podemos demostrar su certeza o su falsedad.

Creo que todos deberíamos reflexionar cuales de estas creencias que tenemos intentamos imponer a los demás, cuales aunque las rechazamos y queremos demostrar a los demás que no son nuestras, en el fondo marcan nuestro comportamiento y nuestra forma de pensar. Es muy fácil tolerar o aceptar como la verdad absoluta aquellas ideas o comportamientos que encajan con lo que creemos, pero ¿somos capaces de aceptar aquellas cosas que no encajan?

Si muchas creencias no pueden comprobarse si son ciertas o no, y tampoco podemos decidir que creencia es mejor para nadie que no seamos nosotros mismos ¿Con cuáles de estas creencias debería quedarme? Para mi la respuesta es fácil de plantear aunque no tan fácil de llevar a cabo; De todas las cosas en las que creo, tanto religiosas, políticas, sociales, "científicas", sobre los demás, sobre uno mismo,
  • ¿Cuáles son las que me limitan?¿Cuales son las que me hacen rechazar ideas, personas, comportamientos? De todas estas que me cierran a otras visiones del mundo hay que identificar las que además no me aportan ningún otro bien. Estas son creencias sin las cuales seguramente sería más feliz. Del resto de las creencias limitantes, podría intentar descubrir si ese bien que me aportan podría obtenerlo de otra forma sin tener que creer esas cosas.

  • ¿Cuáles son las creencias que me potencian? ¿Cuáles son esas creencias que me ayudan a mejorar, a sacar lo mejor de mi? Estas creencias que me ayudan a sacar lo mejor de mi, son aquellas  que no debería nunca dejar de creer (al menos mientras me sigan potenciando). Muchas veces una creencia limitante para una persona es potenciadora para otra.

Para mí una de mis creencias más potencidadoras que tengo es que cada uno somos libres de creer lo que queramos creer, y que más que juzgar ideas, comportamientos o creencias, es importante entender que cosas positivas aportan a una persona, y a la sociedad en general.  Que lo que "yo creo" que es lo mejor no nos impida aceptar que para otra persona puede no serlo. 

Por ultimo matizar que aceptar las creencias de los demás no tiene porque ser compartirlas, es decir yo creo que la mejor ideología política es X, o que la verdadera religión es A y acepto que otras personas piensen que la mejor ideología política es Y o Z, o la verdadera religión es B o C, pero no comparto su creencia. 

miércoles, 17 de agosto de 2011

¿El verde es verde?


Desde bastante pequeña he estado preguntandome cosas que muchas veces no tienen respuesta, o más bien tienen tantas respuestas como personas a las que he preguntado.

¿Cómo sé que el color verde tu lo ves igual que yo?
Estoy de acuerd o en que si miramos el cesped recien regado los dos estamos viendo lo mismo, los dos podremos llamar igual al color, ya que ambos estamos recibiendo las mismas longitudes de onda, nuestros ojos están recibiendo el mismo estímulo, la onda que nos llega es un hecho. Pero despues ¿cómo sé que tu cerebro representa esa longitud de onda de la misma manera?, a lo mejor si yo viera dentro de tu cerebro la representación que tienes del verde podría ser más parecida a la que yo tengo del azul.

Igual que pasa con los ojos pasa con todo, el tacto, el oido, el olfato. Todo son ondas o partículas, que son iguales en principio para ambos, pero a pesar de ser lo mismo fuera de nosotros  ¿Podemos comprobar que ambos lo representamos igual (o distinto)? En mi opinión no simplemente por el hecho que eso implicaría volver a filtrarlo por nuestro cerebro, con lo que jamás podremos observar hechos sin cuestionarnos hasta que punto a pesar de que lo de fuera es igual, realmente lo representamos igual.

Esta reflexion afecta a cosas que consideramos muy objetivas (una mesa roja, por ejemplo) pero si vamos más allá como afecta esto a cosas/situaciones mucho más subjetivas, o a personas incluso. Por ejemplo si le digo a una amiga "No te juntes con Isabel que es muy borde", como podría saber:
   1º si mi amiga representa "borde" igual que yo.
   2º si no es mi percepcion de Isabel la que la tacha de borde y no es que Isabel sea borde.

¿Crees que vemos todos igual, oímos lo mismo, y sentimos lo mismo, mas allá de las diferencias en los canales sensoriales? 

miércoles, 10 de agosto de 2011

Carpe Diem


Carpe Diem es un tópico muy manido, pero llevado a la práctica de una forma consciente, ejerciendo tu libertad, y siendo consecuente con los actos y asumiendo las responsabilidades realmente es una filosofía de vida que puede hacernos crecer mucho, y ayudarnos a ser más felices cada día.

Siempre se ha dicho que no es más feliz el que más tiene sino el que más disfruta de lo que tiene. Pero para mí es importante no confundirlo con el conformismo, ya que de grandes sueños han surgido grandes realidades.
Hay que aprender a vivir cada momento de la vida y exprimir cada segundo. Soñar es uno de los grandes placeres de la vida y es gratis, libre y no hace daño a nadie. Si todos soñáramos, aunque fuera solo un poquito, con un mundo mejor el mundo sería mucho mejor.

SUEÑA, SE OPTIMISTA, DISFRUTA Y EMPÁPATE DE CADA SEGUNDO, DE CADA SENSACIÓN.
CREE Y PIENSA EN UN FUTURO MEJOR Y HAZ  DE ESE FUTURO MEJOR UNA REALIDAD.

27 de mayo de 2008

lunes, 8 de agosto de 2011

Cárcel sin Barrotes

Vivir en una cárcel sin barrotes es una condena a muerte, ya que no te deja vivir, no te deja pensar, no te deja sentir. Hace que cada día sea más largo que  el anterior, que todo lo que sale bien no lo veas, y todo lo que sale mal rija tu vida. 
Mata cualquier atisbo de esperanza, cualquier luz que brilla, cualquier intento de salir se esfuma en el pensamiento.  Te mata por dentro, mata todo lo bueno de las personas, mata a la propia persona.

El carcelero tiene la llave para que tú salgas pero no lo sabe, lo ignora.

- ¡¡Ábreme por favor!! ¡¡Déjame salir!! 

 - ¿Para qué quieres salir? Si no queda nada para ti ahí fuera, si llevas demasiado tiempo aquí. Lo que  te esperaba se cansó de esperar, lo que amabas se marchó…

¡SAL Y VUELVE A BUSCAR, A SENTIR, YA NO ERES EL/LA DE ANTES! PUES MADURA Y APRENDE YA QUE ESO ES LA VIDA CAMBIAR Y APRENDER.

Madrid 27 marzo 2007

viernes, 5 de agosto de 2011

Desea, Analiza, Actúa

Cuando se termina, algo nuevo comienza, nunca es facil terminar, nunca es fácil comenzar. Continuar la vida es dificil; hay que estar continuamente terminando cosas y comenzando otras a la vez.  Para que esta tareas no se conviertan en un ir y venir sin rumbo es importante saber: ¿Qué es lo que quieres?(Goal/Objetivo), ¿Qué es lo que pasa?(Reality/Realidad) ¿Qué es lo que puedes hacer? ¿Qué es lo que necesitas? (Options/Opciones)

Mientras buscas respuesta a estas preguntas sigues sumergid@ en tu trabajo/estudios, en tus rutinas,… ¿Cómo se puede llevar todo? Hay que ser un superhombre para hacer todo a la vez ¿o no?.

Cuando más parece que la vida está en tu contra tu te pones de espaldas a ella. No tienes ganas de terminar nada, ni de comenzar, ni de seguir igual… Por eso ¿Qué quieres?

Si sabes lo que quieres, ¿Cómo es que no lo has conseguido? Muchas veces puede parecer imposible.

Pero realmente ¿Qué has hecho para conseguirlo? ¿Nada, poco? ¡Haz algo mas! Piénsalo con cuidado, mira tus opciones (todas incluso las que parecen imposibles) .

Las cosas no son fáciles (la mayor parte de las veces) y puede que no tengas todo lo que necesitas ¿Qué te falta para ponerte a andar? encuentralo

¡DESEA, ANALIZA, ACTÚA! NO TENGAS MIEDO A TERMINAR, A COMENZAR O ACEPTAR LIBREMENTE LO QUE CONTINUA.
 Madrid 4 de Marzo de 2003

[PD: lo escribí hace unos años ya, y ahora que sé de coaching tengo que reconocer que me ha sorprendido encontrar este texto, porque define muy bien el GROW del coaching]


miércoles, 3 de agosto de 2011

Validation

Todos buscamos el ser reconocidos, unas palabras amables que nos animen a continuar con nuestra vida. Nadie es perfecto, pero todos podemos elegir intentar ser perfectos. El camino no es fácil, y más cuando nosotros muchas veces solo nos centramos en nuestros defectos, nuestras limitaciones y nuestros miedos.

A veces, para comenzar a caminar ese camino en el que buscamos ser perfectos solo hace falta que alguien nos diga lo que necesitamos oír, que nos revele que ante todo somos nosotros, no nuestros miedos o nuestros defectos únicamente, somos mucho más. Tenemos grandes virtudes, que aunque bien, pueden parecernos nimiedades, son los cimientos para la perfección.

Aquí va un gran corto, para recordarnos que todos tenemos muchas cosas buenas, solo hay que descubrirlas, en los otros y en nosotros mismos. ¡Eres maravillos@! ¿lo sabias?

["Validation" Ganador del Mejor Corto Narrativo, Festival Internacional de Cine de Cleveland, el Gen Art Festival de Cine de Chicago, y muchos otros, Director: Kurt Kuenne (2007)]


Tengo que reconocer que este corto siempre me saca una sonrisa e incluso me emociona.

martes, 2 de agosto de 2011

Un huequito en tu corazón

Hay veces que aunque lo intentes nada sale bien, lo único que consigues es hacer daño, y no ves el bien que  también haces.

Tu vida parece que se esfuma, parece que cambia, tu cambias, tu alrededor cambia y parece que a peor. Hay un punto en el que sabes que todo es diferente pero no sabes cuando empezó a cambiar, tampoco sabes si alguna vez todo volverá a ser igual.  La gente ha dejado de sonreír, y tu solo quieres que la gente vuelva a sonreír. Te culpas de las desdichas ajena.

 ¿que pasaría si desaparecieras? ¿Qué pasaría si no hubieses existido?¿que pasaría si hubieras sido diferente?¿Si no te hubieran conocido?

Es posible que los demás hubieran sufrido menos, pero también habrían vivido menos, habrían reído menos, y habría un huequito en el corazón de la gente que nunca se llenaría, porque está ahí solo para ti.

AUNQUE LAS COSAS NO VAYAN BIEN TU HUEQUITO EN EL CORAZÓN DE LA GENTE SIEMPRE ESTARÁ AHÍ PARA TI. ¡¡HAZTE UN HUEQUITO EN TU CORAZÓN PARA TI MISM@!!


Madrid, 04 marzo de 2007

miércoles, 27 de julio de 2011

Un regalo

Cuando estaba en 1º de bachillerato tuve un profesor de filosofía genial (Félix) que nos propuso debatir sobre los regalos.

¿Qué es un regalo?¿Que hace falta para disfrutar un regalo?¿Que se pretende cuando se regala de corazón?

Para mí un regalo es todo aquello que se da sin esperar recibir de la persona a la que se entrega nada a cambio. Esto hace que regalos haya muy pocos en sí. Porque muchos regalamos esperando que en otro momento la persona a que se lo regalamos tenga un detalle con nosotros en el futuro, otras veces esperando que nos dediquen una sonrisa, o un agradecimiento. En el momento en el que esperamos que le guste nuestro regalo, estamos esperando algo de la persona que recibe el "regalo", entonces ¿a quien le aporta más ese regalo? ¿a quien lo da o a quien lo recibe?  Cuando ocurre esto realmente no estamos haciendo un regalo, sino proponiendo un intercambio: "yo te doy esto y tu al menos me lo agradeces".

Mucha gente se siente violenta cuando le regalan cosas, independientemente de la intención con la que se haga el regalo, otros si les regalan cosas caras, otros si les regalan algo que no es lo que esperaban. ¿Pero si me hacen un regalo, porque espero algo? Por la misma razón que no somos capaces de "regalar" sin esperar nada a cambio tampoco somos capaces de recibir sin sentirnos obligados a dar algo a cambio.  No podemos disfrutar del "regalo" si creemos que tenemos a partir de ese momento una obligación para con esa persona que nos lo regala, de ahí que a veces estemos incómodos frente a que nos regalen cosas.  (Nota: un niño la noche de reyes no se para a pensar que tiene que agradecer a los reyes ni darles nada a cambio… y disfruta)

Cuando se regala de corazón, obviamente esperamos que le guste el regalo, pero más allá de que le guste o no el regalo a la persona, lo que intentamos es demostrarle algo. Para mí el regalo más importante no es el que se ha comprado o hecho pensando en la persona que lo recibe, sino el que se regala para demostrar un sentimiento hacia esa persona, ya sea amor, amistad, o gratitud. Y no es importante lo que cueste (ya sea mucho o poco) ya que lo que cuesta no debe entrar en la ecuación del regalo. 

Cada uno es libre de regalar lo que quiera a quien quiera, y todos somos libres de recibir con generosidad o de juzgar cada regalo y a cada persona que nos regala.

miércoles, 20 de julio de 2011

Cachitos de corazón

Una vez un buen amigo mío me dijo: "¿Sabes que es lo malo de una mujer con el corazón roto?" Yo le contesté segura de mi misma, "que sufre y es infeliz." El me contestó :"Te confundes, lo peor es que va regalando esos cachitos, en vez de curarlo."

Llega un momento en el que parece que has conseguido rehacer tu corazón, después de una decepción o un desengaño, y te sumerges de nuevo en una relación. Pero desgraciadamente  tu corazón tiene fugas de amor. Tiene cachitos sueltos que sin querer te "roban". 

Dudas y más dudas, imposibles de resolver con "lógica".

Algunos de esos cachitos no sabes como recuperarlos, y peor no sabes si quieres recuperarlos. ¿Qué cachito es el más grande?¿Cual es tu verdadero amor?

Otros los recuperas, pero no terminan de repegarse, de formar de nuevo un corazón sano. Con muchas posibilidades de que los vuelvas a repartir,  a rifar… 

Mi amigo terminó diciéndome: "Siento que tengas el corazón roto, pero apiádate de los que estamos a tu lado, porque no es nuestra la responsabilidad de curar TU corazón".

CUANDO EL CORAZON SE ROMPE, CURALO, Y NO HA MEJOR FORMA DE CURAR UN CORAZON QUE CON AMOR.
PERO NO PIENSES QUE ESE AMOR VENDRÁ DE FUERA PORQUE EL AMOR QUE SANA EMPIEZA POR UNO MISMO: ¡Quiérete!

(Madrid, 07 de septiembre de 2006)

lunes, 18 de julio de 2011

1.000.000 de decisiones

Cuantas decisiones tomo al día, miles de millones probablemente.  Y si intentamos contar todas las que se toman en una vida entera seguro que son más que el tamaño del universo.

Pero aquellas a las que damos más importancia son pocas, y son las que condicionan en gran medida quien y como somos (y seremos). Forjan de forma consciente nuestro futuro. Esas decisiones a veces las consideramos correctas y otras equivocadas, algunas se pueden "corregir" y otras no.

Aplazamos aquellas en las que consideramos que no "acertaremos", pero de todas aprenderemos, bien por la vía "dura" de sufrimiento incluso, o bien por la "fácil".

NO TENAS MIEDO A SUFRIR, NO TENGAS MIEDO A EQUIVOCARTE, PORQUE DE TODAS LAS DECISIONES SE APRENDE.
(Madrid 04, de marzo de 2007)

viernes, 15 de julio de 2011

Caminar

Camina por la vida haciendo el bien, no pretendas ignorar las necesidades de el de al lado, pues estas no dejan de ser las tuyas. Camina guardando en tu mochila las cosas que aprendes, todas las experiencias son buenas, no solo las felices, o las que parece que son de las que puedes estar orgulloso, sino también aquellas que con el tiempo valorarás.

No dejes a nadie de los que te encuentres por el camino en el olvido, porque de todos puedes llevarte algo y ten siempre mucho que ofrecer.

El Olvido Es peor que la muerte, a nada temo más que al olvido. Puedes vivir y ser olvidado, y ni siquiera existir para las personas que te olvidaron, o morir y vivir para siempre en el recuerdo de aquellas personas que te quisieron. Por ello intenta siempre  dejar buenos recuerdos en la mente y en el corazón de todas las personas que te encuentres en tu camino.  Porque un "buenos días", una sonrisa o una mirada puede valer tanto como una relación de años. 

Deja constancia de ti mismo, y de cada persona, en fotos, escritos, y recuerdos.

RECUERDA A TODOS LOS QUE TE ENCONTRASTE Y BUSCA SER RECORDADO CON CARIÑO.

Quiero aprovechar a dar las gracias a cada una de las personas con las que compartí un momento (o mil momentos). Algunos recordareis esos momentos otros no. Pero yo me los llevo en mi mochila.

Y a cada uno de lo que leéis este blog espero que aquello que os guste, motive y hayáis aprendido leyéndome también os lo llevéis en vuestra mochila. Yo lo regalo, y espero que vosotros también lo regaléis.

miércoles, 13 de julio de 2011

Disfraces

En la búsqueda de uno mismo, cuando cada uno empezamos a descubrir como somos, pasamos por distintos roles en la sociedad, algunos los sentimos como una imposición otros los elegimos conscientemente y otros inconscientemente.

Es igual que cuando buscamos nuestra forma de vestir, de hecho en muchos casos bien nuestros roles terminan exigiéndonos una vestimenta, o incluso al revés.

Cuando somos pequeños nuestra vestimenta no la elegimos,  nos la imponen, y muchas veces esto hace que nosotros mismos terminemos inconscientemente identificándonos con ella. Cuando utilizábamos algún tipo de uniforme, por ejemplo en el colegio, ya fuera impuesto por el propio colegio o por nuestros padres, solíamos identificarnos con él. Ya que reconocíamos a otra gente que vestía como nosotros como nuestro entorno cercano, como el grupo en el que encajábamos.

Si miro hacia atrás identifico claramente este hecho, pero si me fijo, cuando yo ya tenía la posibilidad de elegir mi vestuario, también me doy cuenta que intentaba encajar físicamente en algún grupo, o al contrario intentar que no se me vinculara con algún otro. Llegó un momento en el que era plenamente consciente de este hecho y esto me suponía un reto, cada día pensaba quien quería ser, y lo pensaba con sumo cuidado. Cada día elegía mi disfraz que me permitía mostrarme libremente como me sentía ese día, como quería que los demás me vieran ese día.

Elegir un disfraz, una situación, incluso la compañía y a rodar. Si abro el armario veo, los diferentes disfraces que he llevado, muchos nunca más serán míos. Y sé que conseguiré nuevos.

La gente dice "se tú mismo", pero ¿Quién soy en realidad?, solo un conjunto de disfraces que libremente he elegido.

ESCOGE EL DISFRAZ DE HOY BIEN, Y NO TENGAS MIEDO AL RIDÍCULO, A LA FALSEDAD, PORQUE SI ESTAS AGUSTO CONTIGO MISM@ SERÁS TU MISM@.

lunes, 11 de julio de 2011

Desde cero, desde HOY

Llega un momento en el que se dejan historias atrás, amores que no volverán. ¿Y si volvieran? Día a día me fijo en que cada día hay caminos de otras personas que se acercan o se alejan. En algunos tramos dos personas pasean de la mano ¿Qué dirá él? ¿Qué dirá ella?

Como hablar del pasado sin incomodarse, como hablar del futuro sin hacer planes. Porque el pasado ya fue y el futuro no lo podemos controlar.  El pasado nos ha hecho como somos, pero el pasado no lo podemos cambiar. El futuro no lo conocemos, ni podemos controlarlo, pero podemos construirlo…

Todo a la mierda, años de reconciliación con el mundo cuando nada había que perdonar.

Una mirada, un beso, una palabra y todo sigue igual, pero distinto…

El presente es el pasado de mañana, y por tanto es parte de lo que seremos mañana.  CONSTRUYAMOS EL YO DEL MAÑANA DESDE CERO, DESDE HOY. SI QUIERO TENER EL MEJOR FUTURO DEBO VIVIR EL MEJOR PRESENTE.

jueves, 7 de julio de 2011

No siempre lo más complicado es lo mejor

Se cuenta, no sé si es una leyenda urbana, que los mejores Ingenieros de la NASA estuvieron años intentando diseñar un bolígrafo que pudiera utilizarse en gravedad 0 -Los bolígrafos que utilizamos actualmente, utilizan básicamente la gravedad para soltar la tinta,  incluso los rotuladores, prueba a escribir con el bolígrafo en el techo-. Estos ingenieros, creían que en caso de que los astronautas debieran tomar notas, si fallaban las grabadoras u otros medios electrónicos, necesitaban bolígrafos. Pasaron años intentando diseñar y fabricar un bolígrafo que se pudiera utilizar en el espacio.

Mientras tanto los rusos… Utilizaron lapiceros.

Cuantas veces nos empeñamos en mirar sólo hacia delante como si lleváramos blinkers/anteojeras [lo que se les pone a los caballos para reducir su campo de visión]. No somos capaces de encontrar soluciones eficientes, ni por supuesto de mirar más allá. Estamos tan obcecados en una idea, en un camino o en un problema que todo lo demás desaparece, y esto fácilmente nos provoca estrés y/o  angustia.

¿Cómo me doy cuenta de que me estoy obcecando con algo? No es nada "difícil", todos decimos alguna vez, "hasta que no acabe esto…", "esto tiene que ser así", "No hay otra manera",… Estas frases suelen ser claros testigos de que si un asunto nos está estresando, o agobiando, es muy posible que estemos mirando solo en una dirección.

Otra metáfora muy clara es como cuando estamos a oscuras y con una linterna solo apuntamos hacia el suelo, cuanto más cerca del suelo esté la linterna y más inmóvil menos veremos, y menos opciones podremos conocer. Pero si la vamos separando y apuntamos en varias direcciones podemos llegar a ver prácticamente todo lo que nos rodea. Y en vez de estar en una oscuridad profunda de la que no conocemos más que el sitio donde apunta la linterna, seguimos probablemente en una oscuridad profunda, pero no desconocida, en la que podremos tomar una decisión desde el conocimiento y la evaluación de distintas opciones. A esto lo denomino yo el Arte de decidir.

Yo muchas veces me he empeñado en una solución y no veía otras. Y muchas veces si no hubiera sido por otra persona que me la mostraba no la hubiera encontrado. Me he dado cuenta estos últimos meses que el coaching muchas veces funciona así, y esto ha hecho que mi nueva futura profesión haya resultado una de esas opciones que no había visto porque estaba empeñada en ser Analista SW. ¿Quién me enseño esta opción? Curiosamente alguien que no creo que sea consciente de ello. Con esto quiero decir que no siempre necesitamos alguien que conscientemente nos ayude, sino sólo una palabra, o un reto, que nos muestre una nueva opción. Pero para ser receptivos a esto hay que estar abiertos, a que cosas que no parecen relacionadas con mi obsesión pueden ser la solución a la misma. Y muchas veces más sencilla, completa y satisfactoria que nuestra primera opción.


lunes, 4 de julio de 2011

La perfección de los cambios

Muchas veces la vida gira y las casualidades son las que parecen que la mueven. Estas te abren los ojos o te los cierran. A veces te abren los ojos o a veces te los cierran. Cuando crees saber algo, una cosa cambia y te hace mirar el mundo de otra manera.

Creer que todo es constante y creer que puede llegar un momento en que puedes compréndelo todo, o al menos todo lo que te afecta, es creerse más que Dios: Si todo lo sabes algo falla, si todo es concreto algo falla, si todo lo controlas algo falla, si nunca dudas algo falla.
La imperfección nos hace libres de poder intentar ser perfectos.

Pero ¿qué es ser perfecto? Cada uno tiene una visión de la perfección y de su YO perfecto. Mi YO perfecto creo que al menos tiene honestidad, confianza, fe y amor ¿Incluye algo más? No lo sé. ¿Tu YO perfecto tiene estos mismos valores? No lo creo, (aunque a lo mejor sí, tampoco lo sé). Pero aún más ¿qué son para mi la honestidad, confianza, fe y amor? Porque no se si alguien definirá estos valores igual…
Honestidad, es para mí, ser sincero no solo de palabra, sino con las acciones. No es simplemente el hecho de no mentir sino el hecho, de que a pesar  que no todo ha de saberse, nada debe ser encubierto.
La confianza, para mí tiene dos aspectos, la confianza en los demás y confianza en mi misma. Nunca digas "no puedo" sin conocer tus límites solo cuando los conozcas. Y cuando los conozcas si realmente te limitan, entonces aprovecha la confianza en los demás y pide ayuda.
Fe, para mi tiene un significado de creer en algo más, bien sea Dios (Judío, Musulmán, Cristiano,…) el Karma, la Energía o simplemente en el BIEN, pero es creer en algo que me impulsa a buscar la perfección.
Y por último el amor, el amor a todo lo que nos rodea, amigos, familia, desconocidos, enemigos, mascotas, naturaleza, a mi misma… Este amor para mí es la esencia del ser, puesto que, desde mi punto de vista hace que el resto de valores cobren fuerza y tengan un objetivo para/con alguien o algo.

LO UNICO CONSTANTE EN LA VIDA ES LA VARIABILIDAD DE LA MISMA.  LA IMPERFECCIÓN HUMANA ES PARTE DE LA PERFECCIÓN DE NUESTRA LIBERTAD

domingo, 3 de julio de 2011

"Fracaso" y Aburrimiento

Cuando quieres que algo salga bien, inténtalo, lucha porque así sea, pero si no sale como tu quieres fíjate en el esfuerzo que hiciste y siéntete orgulloso. Eso nadie te lo podrá quitar.
---------------------------------------------------------------------------------

No hay peor entretenimiento que el no hacer nada o hacer algo con desgana. El que se aburre es porque no sabe encontrar un sustituto mejor al algo que ya acabó.
Cuando te acostumbras a una rutina, a hacer algo "siempre", suele costar cambiarla, muchas veces porque aunque no nos gustara nos sentíamos seguros, y otra veces porque realmente nos sentíamos plenos con esa rutina, que se acabó.

Pero cambiar no es malo, al contrario nos hace experimentar cosas nuevas, aprender a organizarnos de nuevo, a abrir nuestra mente y nuestros corazones…

NO TENGAS TIEMPO PARA ABURRIRTE, NO TE ACOSTUMBRES A LAS RUTINAS, CADA DÍA ES DIFERENTE. ABRE TU MENTE Y TU CORAZÓN.

(Leicester, 19 de enero de 2004)

martes, 28 de junio de 2011

Rutinas y Hábitos

Normalmente las rutinas y hábitos nos proporcionan esa sensación de seguridad, y a veces sensación de que estamos avanzando, pero hay que cuestionarse cada día el porqué (o mejor el "para qué") de una rutina, de esta forma podemos chequear que la rutina tiene una finalidad, ya sea porque realmente nos permite avanzar (por ejemplo cuando estaba estudiando, la rutina de ir a la universidad, ir a clase, hacer prácticas, …, tenía la finalidad de poder terminar mis estudios para poder seguir avanzando en el camino que había elegido); otras rutinas o hábitos nos proporcionan motivación o soporte para poder avanzar; y otras en cambio solo nos ofrecen seguridad, una seguridad que se puede ver hasta como una prisión de la que no se puede salir, la seguridad de que mañana será igual que hoy, en el que el refrán "mas vale malo conocido, que bueno por conocer", cobra todo su sentido.

La conclusión a la que llegué cuando comencé la reflexión sobre este tema, es que, puesto que las rutinas siempre proporcionan una seguridad, no son despreciables, pero para que estas no se queden en meras rutinas que nos aprisionen, debo chequear a diario las rutinas y hábitos que tengo en mi vida, de forma que pueda identificar si me están aprisionando o por el contrario me ayudan a avanzar hacia mi Objetivo. La mejor forma de avanzar de forma constante, en muchos casos es entrar voluntariamente en rutinas que nos hagan crecer. Pero siempre que entremos en una rutina hay que ser conscientes de que lo es y que cada día hay que comprobar que esta rutina sigue sirviéndome para crecer y no para sentirme segura pero atrapada.

Nota: "Se dice que tardamos 21 días (seguidos) en adquirir un nuevo hábito o rutina, y también  en deshacernos de él".

viernes, 24 de junio de 2011

La vida no es como te la esperas

La vida no es como te la esperas,  ahí esta la gracia. Si tú sonries la vida te sonrie, si tu lloras ella se rie de ti. Es como si te echara en  cara mil y un "errores" que has podido cometer. En esos momentos piensas que la vida no quiere que te levantes, quiere hundirte. ¿Pero quien es realmente  el dueño de esta vida, el creador de esta? No eres más que tú.
Todos estos "errores" solo son aprendizajes, ¿Y para que me sirven? Par ser más fuerte.

Ser fuerte no significa ser desconsiderado, ni arrogante o prepotente; ser fuerte  es ser como un bastón recio, que soporta la carga, y sirve para avanzar. Sirve para que otros puedan apoyarse en nosotros. Es un bastón pulido y bonito, pero decorado no solo con una cabeza que va por delante sino que está decorado con muescas de caídas, de sufrimiento y enfermedad, pero que nunca fueron tan profundas como para partirlo.

Ese bastón en el que se apoya la gente, no puede ser endeble, no puedo ser soporte si no soporto mi propio ser, el bastón que queremos ser debe fortalecerse primero, curarse y madurar.

LA VIDA ES LO QUE TU QUIERES HACER DE ELLA SE FUERTE Y CRECE DESDE LA DEBILIDAD.

(Leicester, 18 de enero de 2004)



miércoles, 22 de junio de 2011

La decisión de tu futuro

Hoy acaban de salir las notas de Selectividad de Madrid. Y esto me ha hecho reflexionar ¿Cuántos jóvenes no saben que quieren estudiar? ¿Cuántos no se sienten preparados para tomar una decisión que a priori, puede llegar a marcar todo su futuro? ¿Cuántos de estos jóvenes toman esa decisión libremente? ¿Cuántos se sienten obligados a tomar una decisión que satisfaga las expectativas de otros?
¿Cuántos se sienten libres de tomarse el tiempo necesario para esta decisión?

Durante mi vida me he encontrado con personas que han respondido de formas muy distintas ante el estímulo de terminar el instituto y comenzar una carrera.

He conocido gente cuya vocación ha sido muy temprana y se han esforzado para que la nota no frustrara su vocación, siempre he admirado a estas personas, de hecho sigo admirando a aquellos que lo tenían tan claro porque casi todos actualmente son profesionales vocacionales.  Dentro de los que su vocación estaba clara, también he conocido gente que la nota de selectividad les supuso un problema, pero que no sucumbieron al pesimismo sino que encontraron diversos caminos para poder llegar donde querían llegar.  Lo que siempre me enseñó  que no solo hay un camino para lograr ser lo que quieres ser, sino que hay infinitos, lo que pasa que es más cómodo o sencillo intentarlo sólo por el camino común.

Luego conozco gente, entre la cual me incluyo que no teníamos claro que queríamos estudiar. Y desde nuestra confusión cada uno tomamos una decisión, en función de nuestros valores, y en muchos casos por sugestión de nuestras personas cercanas (amigos, familia,…).
En mi caso tenia muy claro que no lo tenía claro, y que empezar algo sin estar convencida de si es lo que quería hacer, no estaba dentro de mis planes. Así que yo me fui, estudié algo que me apetecía (inglés), y que no tenía que ver con mi futura carrera. Y aproveché ese tiempo para descubrir que quería hacer, que carrera me aportaba lo que yo sentía que necesitaba y evalué múltiples opciones. El año siguiente tomé mi decisión.
Otra gente en el mismo caso, tomó otros caminos, desde hacer lo mismo que su amigo del alma, o lo mismo que su padres, y hasta conozco a alguien que puso las carreras para las que le daba la nota en papelitos en una bolsa y las sacó al azar. Y muchos de ellos (incluido el de los papelitos) realmente descubrieron su vocación.

En el fondo esto relata como afrontamos nosotros esta decisión en el pasado, pero ¿cómo influimos en los jóvenes para que tomen esta decisión ahora? ¿Cómo les educamos? ¿Cómo proyectamos en ellos nuestros deseos? ¿Qué esperamos de ellos?

Yo no pretendo decir que conozco la mejor fórmula para encontrar nuestra carrera perfecta, para nada. Simplemente pienso que con tiempo, sin presión, y una educación en la responsabilidad y la libertad, haría que esta decisión no fuera tan complicada, puesto que los jóvenes no se verían en la necesidad de satisfacer las expectativas que otros tienen de ellos, sino simplemente pensarían en qué es lo que se ajusta a ellos, a cada uno con sus circunstancias, sus gustos, sus valores, su motivación, su vocación, y no a la de otros. Esta educación de la que hablo es parte de mi vocación, una educación en la responsabilidad y la libertad. 

Si eres uno de los estudiantes que acabas de terminar selectividad te invito a que te hagas a ti mismo estas preguntas, tanto si lo tienes decidido como si no:
¿Que quiero obtener de la carrera que voy a estudiar? ¿Para que me va servir esto que obtenga? ¿Creo que solo tengo esta opción(si ya la has elegido)? ¿Si miro dentro de 40 años que estaré haciendo, donde estaré? ¿Me gusta eso que estoy haciendo? ¿Podría mejorarlo? Si descubro que lo que he elegido no me satisface como esperaba,¿que es lo que haría?. 


Decidir por uno mismo vs los consejos de los demás a decidir...

lunes, 20 de junio de 2011

Obstáculo o meta.

Todos nos hemos encontrado con mil y un obstáculos a lo largo de nuestra vida, mucho los hemos esquivado para poder seguir caminando en el mismo camino y otros han hecho que cambiáramos de sendero.  Generalmente estos obstáculos han sido una forma de encontrarnos a nosotros mismos y probar nuestro límites, probar nuestro tesón y capacidades. De todos estos obstáculos hemos aprendido.

Generalmente los obstáculos que recordamos más fácilmente eran muy visibles, nos los encontrábamos y nos provocaban ciertas emociones o sensaciones negativas, que nos indicaban que debíamos afrontar ese obstáculo, o evitarlo. Otras veces estos obstáculos no los hemos visto en un principio, bien porque estaban todavía muy lejos de nosotros, otras veces porque no queríamos verlos. Pero en algún momento en estos momentos brillantes de nuestra consciencia, se nos hicieron patentes y pudimos, antes o después superarlos.

Muchos miraremos hacia atrás y veremos un camino plagado de obstáculos superados y nos encontraremos en nuestra meta. ¿Pero es esta mi meta? Muchos pensareis que si con 18 años (cuando empecé a escribir mis primeras reflexiones sobre mi misma) ya pensaba que había llegado, es que estaba loca. Y sí, efectivamente un grado de locura inconsciente, de autocomplacencia, y de pasividad me abordaba en esos momentos. Aún así, creo que la locura no estaba en la edad, sino en el propio pensamiento en sí. 

Los obstáculos a veces vienen camuflados como metas, esto es que muchas veces obstáculos de nuestra vida no nos provocan sensaciones negativas, solo un poco de incomodidad que suele estar camuflada bajo una sensación de seguridad. 

¿He llegado a mi meta? ¿Estoy segur@?

Hay que ser conscientes de si realmente hemos llegado o no, y sobre todo ser sinceros con nosotros mismos. Aquel que haya llegado y esté seguro, que me lo diga para que me ayude a saber como distinguir mi meta cuando yo llegue allí  y yo no la confunda con un obstáculo. Porque este pensamiento me lleva a preguntarme ¿Cómo sabré que he llegado? ¿Cómo no me pasaré de largo y me quedaré en una búsqueda infinita?

lunes, 13 de junio de 2011

De todo se aprende

Mucha gente dice "de todo se aprende" pero no son conscientes de que eso está ocurriendo en cada decisión en cada momento de su vida. Casi todos se conforman con decírselo a otros cuando las cosas no han salido como esperaban, como consuelo, pero no siempre somos conscientes de que a nosotros nos pasa igual, y que las derrotas, o los errores, no son más que nuestra reacción ante un resultado inesperado.

Hay una anécdota interesante, muy utilizada en coaching, que narra como Thomas Edison que había realizado más de 1000 prototipos "fallidos"  antes de llegar a la bombilla eléctrica,  fue a una conferencia, y uno de los asistentes le preguntó “Señor Edison, ¿usted no se ha cansado de tanto fracasar?” a lo que Thomas Edison respondió “No, porque no he fracasado sino que he descubierto más de 1000 formas en las cuales no se hace una bombilla”.

Si nos fijamos, es posible que mirando hacia atrás podamos ver soluciones a antiguos problemas más sencillas, más obvias, o que podrían haber dado mejor resultado. Pero esto es una falacia, si reflexionamos cuando uno toma una decisión nadie elige hacer algo que le pueda suponer, según su forma de ver un fracaso. Todo el mundo toma la mejor decisión, otra cosa es que los resultados no sean los que esperábamos mientras que si hubiéramos elegido otra de las opciones puede (o no) que si que fueran los deseados. Pero obviamente esto no lo sabíamos en el momento de tomar la decisión, o nos faltaban datos. Si miramos hacia atrás a aquellas decisiones que no dieron el resultado previsto, y encontramos una mejor, realmente estamos aprendiendo, por lo que nunca deberíamos considerarlo un fracaso sino una lección.

Es como un niño que chupa un limón, (es una imagen que me hace mucha gracia), el lo chupa porque le parece apetecible, pero normalmente se sorprende ante la acidez del mismo; no esperaba que supiera así, pero en cambio aprende como sabe el limón y con esa experiencia, que no tuvo los resultados esperados elije la próxima vez si chuparlo de nuevo (porque resulta que el sabor aunque inesperado, le gusta) o no quiere chuparlo más. ¿Creéis que ese niño al que no le gustó el limón hubiera aprendido lo mismo si no hubiera tomado la decisión de chuparlo en primer término? Y más importante aún, desde mi punto de vista, ¿Qué habría aprendido ese niño si los adultos no le hubieran dejado chupar ese limón, porque no le va a gustar?¿Cuántas veces hacemos nosotros lo mismo? ¿Quién no se ha dicho alguna vez, "no debería haber echo esto"? ¿O "no deberías hacer esto que total a mi nunca me ha funcionado" o "no te va a gustar"?

Os invito a reflexionar que es lo que has aprendido de cada acción de la que te has "arrepentido". Y una vez hayas identificado la lección y lo que te ha aportado en tu vida ¿seguro que si volvieras atrás no volverías a hacer lo mismo?
  

viernes, 10 de junio de 2011

Las cosas he vivido (II)

He descubierto que a mí se me han dado cosas que otras personas tardan años en lograr,  cosas que son metas o sueños para otros. Considero que he tenido una educación privilegiada (no la escolar, que también) sino que he vivido en un entorno enriquecedor, competitivo y retador, además de una familia donde he aprendido desde pequeña el valor de las opiniones, de las decisiones y la responsabilidad ante las acciones (e inacciones). Se me ha concedido un poder de decidir sobre mi vida desde bastante pequeña, el poder de equivocarme y poder rectificar, el de equivocarme y pagar por las consecuencias. Y creo que ha sido enriquecedor para mí, he aprendido y disfrutado y me he "equivocado" ( y mucho). Visto desde donde estoy hoy, lo peor (o mejor) es que sabiendo los riesgos de mis acciones y las consecuencias que han tenido, no cambiaría ni un ápice lo que hice, porque soy consciente que esa decisión me hizo un poquito  más como soy ahora, quien sabe si no me hubiera confundido entonces, ¿donde estaría ahora? A lo mejor estaría mas cerca de mi gran Objetivo o a lo mejor no. Sé que donde estoy, estoy en el buen camino con ganas de seguir caminando, por lo que simplemente me siento orgullosa de lo que hice, tanto cuando me equivoqué como cuando acerté y estoy orgullosa de lo que soy.

¿Si  miras tu hacia atrás como es tu camino? ¿Estas orgullos@?

martes, 7 de junio de 2011

Las cosas que he vivido

Todas las cosas que he vivido me han hecho como soy, y no es que hayan ocurrido y ya, (o por lo menos no todas) sino que paso a paso, decisión a decisión he recorrido mi camino.  Si miro hacia atrás veo que no es tan recto como yo pensaba cuando estaba recorriéndolo sino que es retorcido e incluso en algunos momentos se alejaba del punto donde estoy ahora.

Este camino que he recorrido ha forjado una persona distinta a la que lo comenzó, con más años (aunque muchos dirán que aún soy joven para estas reflexiones), con más experiencia, y con más dudas en muchos casos, que cuando lo empecé a recorrer. Puedo decir que aunque ha sido un camino difícil ha sido el que yo he elegido, el que yo he decidido seguir, por ello miro hacia atrás y estoy orgullosa, estoy contenta y quiero seguir caminando.

Estoy orgullosa, porque aunque mucha gente de pequeña tiene sueños que al final son frustrados (según ellos por su entorno, las circunstancias, …) Yo estoy orgullosa de que siempre he seguido con mi objetivo en mente, mi gran Objetivo y he intentado siempre que este fuera la razón última de mis decisiones. Cuando no se puede avanzar por cualquier cosa, no implica que hasta ahí has llegado, todo lo contrario, implica que desde ahí no se puede seguir, pero ¿y si en vez de ir de frente voy de lado? Si me encuentro con un muro siempre tengo mil opciones desde quedarme sentada, a ver si se va solo, o darme de cabezazos contra el a ver si ser rompe (y a veces funciona) o simplemente rodearlo, o incluso volar sobre él.  Hace ya varios años que escribí un pequeño recordatorio para mi misma (tenía 18 años): "Cuando estés a gusto y creas que has conseguido tu objetivo, levanta la cabeza, incluso sepárate, e intenta ver si lo que ves en frente de ti es una meta o un obstáculo que saltar".  [Esto sin un dibujo, o sin el dibujo que tengo en la mente es difícil de entender, intentaré editar el post cuando consiga un buen dibujo,  si alguien dibuja bien y quiere hacérmelo llegar… ]. 

Me presento

Hola a todos, soy Guiomar.

Quiero compartir con todos algunas de las reflexiones que llevo ya años escribiendo. Hasta ahora no me he atrevido a compartirlas, porque las consideraba demasiado personales. Pero últimamente, mi visión del mundo y de misión en la vida han ido redefiniéndose,  y me he dado cuenta que si hay gente que quiera leerlas, o incluso que haya gente a la que estas reflexiones le puedan servir de ayuda, ¿por qué no compartirlas?

Según vayáis leyendo algunas de estas reflexiones me iréis conociendo más. Pero así como una primera presentación de mi misma diría que soy una persona muy activa, a quien le gusta reflexionar sobre cualquier tema, aprendiendo tanto de la experiencia personal propia como de la de otras personas. Me encanta rodearme de gente interesante que sabe discutir/debatir.  Yo misma creo que mi forma de ver las cosas no es única, ni tiene porque ser la mejor, y por tanto disfruto de aquellas conversaciones que me aportan nuevos puntos de vista y nuevas formas de pensar. También me gusta verme como estudiante, educadora, independiente, filántropa y filósofa (en el sentido más puro de estas palabras).

Desde pequeña he sido una persona que no paraba quieta, siempre me ha gustado aprender cosas nuevas, descubrir el porqué de las cosas, viajar y conocer gente nueva.  Este camino me llevó a ser monitora de tiempo libre, animadora científica, voluntaria con niños y con ancianos. Acabo de terminar Ingeniería superior Informática, estoy formándome como coach, y ya estoy pensando cual puede ser mi siguiente aventura en el campo del estudio.

Bueno esto iba a ser una presentación breve y no quiero aburrir a los que hayáis decidido leer este blog.

Intentaré escribir al menos una vez al mes, aunque ahora al principio seguro que lo hago un poco más de seguido puesto que tengo un pool de reflexiones escritas a las que solo tengo que dar un poco de forma para que estén listas para publicar. 

Espero que disfrutéis de este blog tanto como yo disfruto escribiéndolo.